Sobre mi

Imagen sobre mi

Hola, me llamo Jaime Montealegre Pérez Fundador de Espacio Infinito

A partir de una búsqueda interior, he ido desvelando el gran potencial del que todos somos dueños. Varios caminos me han conducido y llevan en éste continuo descubrir. Removido en mi vida cotidiana por sucesos habituales pero difíciles para mí, empecé como practicante de yoga el cual durante años me permitió contactar nuevamente con mi Ser y, por ende, con el bienestar y la salud. Por otro lado, en la sabiduría de las enseñanzas del budismo tibetano encontré las respuestas que entonces buscaba y el silencio interior. La meditación se quedó en mi vida como una parte indisoluble de mi práctica diaria. Reiki llegó ofreciéndome un apoyo muy importante en mi proceso. Pasados seis años desde ese primer contacto  soy Maestro –Instructor Shinpiden en Komyo Reiki Kai (Sistema tradicional japonés, 2010 – 2016). Un curso de milagros me guía actualmente.

Fruto de mi nueva perspectiva inicié un proceso de búsqueda para encontrar “Mi elemento”, eso que al hacerlo me conectara con la Felicidad y se extendiera a todas las facetas de mi vida y de quienes me rodean. Entonces me encontré dando un masaje shiatsu sin ni siquiera saber qué era,  pero convencido de que formaba parte de mi labor. Sin casualidades llegué a la Escuela Vivencial de Shiatsu, miembro de la asociación de profesionales de Shiatsu en España (A.P.S.E.) y de la federación europea de Shiatsu (FES), en donde sigo formándome desde el año 2010. Soy Masajista de Shiatsu desde 2016.

En dicha Escuela contacté con otro entendimiento del ser humano: la medicina tradicional china, y reconociendo en la acupuntura y moxibustión un excelente apoyo a mi labor, me formé en C.E.M.E.T.C. (Centro de enseñanza de la medicina tradicional china), delegación de Jerez de la Frontera. En ésta me hice Experto en acupuntura bioenergética y moxibustión (2013 – 2016). Allí se me planteó ir a la Universidad de Santiago de Compostela, Departamento de Fisiología, para hacer el curso de experto en acupuntura bioenergética, el cual terminé en el año 2015.  Entre los muchos frutos que dio este periodo destaco la tesina que se me inspiró y fue apoyada por mis compañeros y compañeras de viaje: “Qi Gong bioenergético”, en donde se exponen, desde el prisma de la bioenergética, la práctica y los beneficios del Qi Gong, técnica que practico desde hace varios años.

Durante esta andadura he sido regalado con maestros y profesores en el arte de enseñar, que no se guardan nada para sí y brindan su tiempo y potencial al cultivo de sus alumnos y, en general, a quien quiera saber, convirtiéndose en verdaderos amigos. En todo esto que he venido experimentando se ha requerido acopio de paciencia y esfuerzo, no solamente por mi parte sino también por la de mis familiares y amigos, quienes me han apoyado con sus mejores posibilidades.

sobre mi leyendo

En el año 2016 se reunieron las condiciones necesarias para dedicarme a esta actividad a tiempo completo, –ya que antes lo hacía ocasionalmente pues estaba vinculado al mundo de la industria– en cuerpo, mente y espíritu a la labor que me hace feliz: estar disponible en el Espacio Infinito para crear relaciones de ayuda como terapeuta integrativo, desde una concepción del Ser humano holística, contando con reiki, medicina tradicional china (acupuntura, moxibustión y técnicas afines) y shiatsu, que se complementan o entrelazan  según  se requiera, para que las personas que consultan, como apoyo en su proceso, obtengan beneficio y bienestar a todos los niveles (energético, bioquímico, f­­uncional y orgánico).